September 17, 1999


Comentario

Colaboración fronteriza con impulso comunitario

Un modelo a seguir para los gobernadores fronterizos

Por James Baker

La Conferencia de Gobernadores Fronterizos realizada en Tijuana, Baja California, el pasado 9 y 10 de abril dio como resultado una larga lista de alianzas y acuerdos entre los 10 representantes de los estados fronterizos. Sin embargo, ahora que los gobernadores han regresado a su rutina diaria, es importante recordarles e instarlos a apoyar y financiar la exitosa colaboración fronteriza que se está dando entre comunidades a lo largo de la frontera.

Los gobernantes no deben olvidarse de su responsabilidad de fomentar las iniciativas de colaboración comunitaria que están surgiendo desde California a Texas y Baja California a Tamaulipas. Los gobernadores fronterizos deberán hacer uso de su poder político para proponer y aprobar iniciativas de ley que apoye, con fondos económicos, la colaboración comunitaria a lo largo de la frontera. A la vez, deberán solicitar apoyo económico de fundaciones y compañías estadounidenses para financiar programas de intercambio estudiantil, de negocios y de gobierno e instarlos a desempeñar un papel más activo en temas fronterizos.El nuevo gobernador de California Gray Davis se proyecta amistoso hacia México, y ha reconocido que los dos países comparten mucho más que una frontera, por lo que está mojorando las relaciones con su vecino del sur.

La agenda del gobernador Davis hacia México presenta un gran contraste con la de su predecesor, el ex-gobernador Pete Wilson, cuya política de aislamiento enajenía México.

En México, el poder político se ha descentralizado. Los estados mexicanos fronterizos de Baja California, Nuevo León, Tamaulipas, Sonora, Chihuahua, y Coahuila ya no están gobernados por un sólo partido por lo que las relaciones binacionales se están desarrollando rápidamente.

Tanto México como Estados Unidos están reingeniando su visión hacia el otro, acto que ha permitido el surgimiento de alianzas y colaboración en temas como la salud y seguridad pública.

Por todo Baja California y el sur de California, grupos como el Instituto Pro Salud, la Iniciativa de Salud Fronteriza, San Diego Dialogue, la Iniciativa contra el Abuso de Substancias del Valle Imperial/Mexicali, Desarrollo Integral de la Familia, Proyecto de Consejo y Apoyo Binacional, Causa Ciudadana de Tijuana y muchos otros, están promoviendo iniciativas públicas sobre temas fronterizos en común. Los brillantes resultados de esta colaboración a nivel comunitario ofrece una nueva esperanza de que la frontera se está convirtiendo en una simple línea arbitraria en el desierto.

Un buen ejemplo de esta colaboración a nivel comunitario es el Proyecto Fronterizo para Reducir el Consumo Excesivo de Bebidas Alcohólicas por Jóvenes Estadounidenses. Desde 1997, el Instituto Pro Salud, con sede en el sur de California, ha trabajado en unión con más de 50 grupos de ambos lados de la frontera para reducir los problemas de seguridad y salud pública relacionados con el consumo excesivo de bebidas alcohólicas por menores de edad que visitan Tijuana, Ensenada y Playas de Rosarito. La colaboración, que cuenta con gran apoyo impartiendo cursos sobre el servicio responsable de bebidas en varios sitios de Tijuana. Los mismos están dando como resultado el que esta ciudad fronteriza está atrayendo un turismo más saludable y disminuyendo el turismo problemático.

También desde 1996, la organización no gubernamental Iniciativa de Salud Fronteriza, en colaboración con más de 75 grupos de ambos lados de la frontera, ha estado laborando en la construcción y fortaleci-miento de la infraestructura existente para mejorar la cooperación binacional sobre temas relacionados con el VIH/SIDA, tuberculosis, y la prevención del abuso de substancias. La lista continúa.

Tradicionalmente, la región fronteriza entre México/Estados Unidos ha sido unárea ignorada por ambos países ya que consideraban que no tenían nada en común. Sin embargo, la colaboración entre grupos y organizaciones fronterizas ha sacado a la luz pública los temas que ambos países comparten. A la vez, ha ocasionado que las relaciones binacionales entre México y Estados Unidos nos solo se dén entre la Ciudad de México y Washington, D.C.

Organizaciones y grupos comunitarios binacionales están compartiendo sus problemas en común y resolviendolos juntos. Los gobernadores fronterizos se han venido reuniendo desde 1983, con la excepción de 1995, cuando la conferencia, que se iba a realizar en Chihuahua, México, tuvo que ser cancelada por falta de interés de parte de los Estados Unidos. Cuánta diferencia después de unos años! Con un nuevo gobernador californiano de mente abierta, un posible candidato presidencial republicano con manos abiertas hacia México y un sistema mexicano de poder político descentralizado, las puertas para unas mejores relaciones binacionales entre México y Estados Unidos están abiertas de par en par. Ahora, sólo falta que los gobernadores fronterizos opten por apoyar y financiar el crecimiento de la colaboración comunitaria que existe a lo largo de la frontera.

 

James Baker es Director Ejecutivo del Instituto Pro Salud, ubicado en National City, California. El Sr. Baker puede ser contactado llamando al (619) 474-8889 ext.11 por correo electrónico a jbaker@iha-news.org

Feedback Return to Frontpage