October 22, 1999


COMENTARIO

Firmeza Compasiva en la Educación Universitaria

Por el Canciller de las Unviersidades del Estado de California, Charles B. Reed

Mientras el sistema de Universidades del Estado de California (el CSU), comienza el ciclo escolar de otoño, algunos estudiantes no están regresando por su segundo año porque aún no tienen la comprensión básica en inglés y matemáticas necesarias para triunfar en la universidad.

Esta situación se ha creado por una separación entre lo que se enseña en nuestras escuelas del K-12 y lo que se espera de un estudiante al nivel universitario. El Plan Maestro para la Educación Avanzada (California's Master Plan For Higher Education) convoca que el CSU acepte a todos los estudiantes de secundaria que se gradúan en el primer tercio de su generación. Todos los estudiantes admitidos, han logrado mantener de menos un promedio de B en la secundaria y han completado cuatro años de cursos de inglés y tres años de cursos de matemáticas. Sin embargo, la mitad de estos estudiantes no pueden pasar los exámenes que el CSU usa para determinar la aptitud del estudiante para permanecer en la universidad.

Esto no puede continuar así, ya que el CSU debe de mantener sus normas. Todos debemos trabajar juntos para asegurar que, 1) los estudiantes reciban la educación de alta calidad que se merecen, y que 2) sus futuros jefes tengan confianza en el significado de sus títulos adquiridos en el CSU. El CSU ha resuelto dirigirse a esta situación con una firmeza compasiva. Esta aproximación significa que estamos trabajando mutuamente con estudiantes y escuelas del K-12 para asegurarnos de que los estudiantes reciban la ayuda que necesitan, lo antes posible, mientras mantenemos nuestras normas firmes.

El CSU está activamente buscando nuevas fuentes de fondos estatales para esfuerzos mutuos con escuelas del K-12 y estudiantes de este ciclo escolar. Los resultados son de $9 millones en fondos destinados para programas de asistencia que incluyen:

$5 millones para alianzas entre la facultad que enfaticen las normas del CSU y de las escuelas del K-12. Profesores de inglés y matemáticas del CSU trabajarán con profesores de secundaria para enforzar las normas de admisión del CSU y al mismo tiempo asegurar que el curriculum de la secundaria sea compatible con estas normas.

$4 millones para programas de asistencia de aprendizaje. Estos programas serán para las 223 secundarias de California que mandan la mayoría de los estudiantes, aún no preparados, al CSU. La facultad del CSU y estudiantes tutores trabajarán con maestros de secundaria para ayudar a estudiantes a mejorar su comprensión en inglés y matemáticas.

Creemos que estos nuevos programas nos permitirán asistir a más estudiantes y ayudarnos a estar mejor preparados para la universidad. Estos programas también nos acercaran más a la meta de nuestro patronato de reducir el número de estudiantes ingresados, que necesitan ayuda en inglés y matemáticas a un mínimo del 10% para el año 2007.

El propósito de la póliza de estos cursos especiales (remedial education courses) es de proveer a los estudiantes recién ingresados, lo antes posible, con las habilidades básicas de inglés y matemáticas que necesitan. Esto les da a los estudiantes el verano entre la secundaria y la universidad, todo el primer año de universidad, y el verano después de su primer año para adquirir las habilidades que necesitan. En otras palabras, tienen más de un año para recuperarse.

Si después de 15 meses aún no demuestran tener la suficiente habilidad en inglés y matemáticas, quizás se les pedirá que busquen ayuda en un colegio comunitario hasta que adquieran la comprensión requerida para triunfar en el CSU. Las universidades del CSU podrán hacer excepciones, dependiendo del caso particular, para estudiantes que han hecho un esfuerzo enorme o han demostrado un progreso significante.

Para estudiantes que no han progresado, los colegios comunitarios estarán mucho mejor equipados para ayudarles. Tienen más experiencia en enseñar estos cursos especiales que permiten que los estudiantes se enfoquen más en sus áreas débiles, y económicamente le costaría menos a los estudiantes y al estado.

Permiten que los estudiantes se esfuerzen sin mejoría en el CSU año tras año es una desventaja para ellos y para el estado. Es por esto que necesitamos estar seguros que los estudiantes reciban bastantes oportunidades. Para asegurarnos que esto suceda, continuaremos trabajando con las escuelas del K-12 y nos mantendremos firmes en nuestras expectaciones de nuestros estudiantes.

Con un acercamiento basado en la firmeza compasiva, creemos que podemos darle a los estudiantes la ayuda que necesitan mientras mantenemos nuestras normas altas.

Para más información llame a Ken Swisher al 562-951-4806.

Regrese a la Portada