November 20, 1998


La Primera Dama Hillary Rodham Clinton Anuncia una Mayor Ampliación de la Campaña de Socorro en Centroamerica

La Primera Dama Hillary Rodham Clinton anunció en Tegucigalpa, Honduras, un mayor aporte de las contribuciones de los Estados Unidos a los esfuerzos de socorro y reconstrucción en los países centroamericanos que están luchando para enfrentar los afectos devastadores del Huracán Mitch. Se calcula que, actualmente, la asistencia de emergencia de los Estados Unidos ha sobrepasado los 250 millones de dólares.

En las próximas semanas, el Departamento de Defensa cuadruplicará con creces su personal, pasando de 1.300 a más de 5.600, y aumentará su flota de helicópteros de 39 a 55 en la región. A partir de esta semana, el Departamento de Defensa distribuirá un segundo paquete de apoyo militar con un costo estimado de $55 millones durante los primeros 30 días. El paquete incluye 16 helicópteros más, unidades de ingeniería y construcción de carreteras, puentes, destacamentos y materiales médicos, un hospital móvil, y 11 sistemas de purificación de agua para ayudar a aliviar el sufrimiento e iniciar la reconstrucción de los países gravemente afectados por las inundaciones catastróficas. Además de la Fuerza Especial Conjunta Bravo, en Honduras, se estableció hoy día en El Salvador una segunda fuerza especial para coordinar los esfuerzos de socorro militares estadounidenses en Nicaragua, Guatemala y El Salvador. El presidente Clinton ya aprobó $75 millones en servicios y equipo de defensa para abarcar los esfuerzos actuales.

Asimismo, la Primera Dama anunció un aumento con-siderable en materia de alimentos para ayudar a Honduras y Nicaragua, que son los países que más se han visto afectados por la tormenta mortífera, para alimentar a sus pueblos y liberar recursos a fin de solucionar otras necesidades urgentes. La Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) pro-porcionará otros $15 millones en ayuda de emergencia para alimentos con el fin de responder a las necesidades inmediatas de alimentos. Con esta cifra, la ayuda en materia de alimentos de la USAID a Honduras asciende a $25 millones y consiste en aproximádamente 50.000 toneladas de arroz, frijoles, aceite vegetal y harina de maíz.

Asimismo, el Departamento de Agricultura (USDA) ha aprobado otra donación de 100.000 toneladas de trigo para Honduras y Nicaragua, por un valor de $12 millones, aproximádamente. El USDA también proporcionará $20 millones en donaciones a Honduras y Nicaragua para la compra de frijoles, leche en polvo, aceite vegetal, arroz y otros productos de primera necesidad. Además, el USDA proporcionará otros $10 millones en préstamos concesionarios para las compras de alimentos a Guatemala y El Salvador, con lo cual la ayuda de alimentos de los Estados Unidos asciende a más de $81 millones.

Como resultado de los daños a carreteras y puentes, un convoy aéreo de emergencia de 25 vuelos financiados por la USAID ya ha transportado 1.300 toneladas de arroz, frijoles, maíz y aceite vegetal a la región. Varios ciudadanos particulares estadounidenses ya han contribuído con $5 millones en suministros de socorro, que se están transportando a la región en otros 50 vuelos financiados por el Gobierno de los Estados Unidos. Además, 10 vuelos han llevado a la región material de plástico, contenedores de agua y otros suministros de socorro procedentes de las reservas estadounidenses.

La Primera Dama también anunció que los Estados Unidos están dispuestos a aliviar hasta $50 millones la carga de la deuda de Nicaragua y Honduras, que son los dos países más gravemente afectados por el Huracán Mitch. Estas medidas tendrán el efecto inmediato de aliviar a estos países la obligación de servir sus deudas bilaterales con respecto a los Estados Unidos hasta el año 2000. Los Estados Unidos son del parecer que estos países deberían ser aliviados de todas sus obligaciones del servicio de la deuda durante los próximos dos años y esta-rán trabajando con sus socios para lograr este objetivo. Los Estados Unidos desempeñarán un papel principal en la organización de una reunión de los donantes internacionales a principios de diciembre, en la ciudad de Washington, para tratar la cuestión de la ayuda financiera a largo plazo.

Además de la crisis inmediata de atender a los cientos de miles de personas desplazadas, a la Primera Dama le preocupa en particular el afecto a largo plazo que la tormenta pueda tener en los sectores florecientes de la microempresa en esos países. Muchos pequeños negocios han perdido sus inversiones modestas en equipo, vehículos e infraestructura. Para ayudar a estos microempresarios a recuperarse, la Primera Dama anunció que el Banco Interamericano de Desarrollo y la USAID pro-porcionarán $17 millones en subsidios y préstamos para los afectados por la tormenta.

La Primera Dama también anunció una nueva infusión de voluntarios presentes y pasados del Cuerpo de Paz que ofrecerán sus servicios especializados para ayudar a responder a las necesidades de socorro de emergencia y reconstrucción a largo plazo. El Cuerpo de Paz para Casos de Crisis enviará varias docenas de ex voluntarios a Honduras y Nicaragua para que contribuyan con sus conocimientos esenciales en los esfuerzos de reconstrucción.

El anuncio de la Primera Dama se hace tras el discurso radial conjunto del Presidente Clinton, el sábado pasado con la Sra. Tipper Gore, quien encabezó una misión presidencial a la región la semana pasada. El Presidente anunció que el Departamento de Justicia prorrogará la deportación de los ciudadanos de Honduras, Nicaragua, El Salvador y Guatemala hasta finales del presente año, y que examinará con carácter prioritario las recomendaciones de socorro ulterior.

Return to Homepage