November 18, 2005

El General Francisco “Pancho Villa” y la Gesta Revolucionaria de 1910

“Más de Un Millon de Mexicanos Muertos en las Guerrillas de la Revolución Mexicana”

Por: Paco Zavala

Se dice muy fácil, pero el derramamiento de sangre de hermanas y hermanos mexicanos de más de un millón de mexicanos, costó al pueblo de México la gesta revolucionaria de 1910.

Todo, ¿por qué? Muchos lo sabemos y los que lo ignoran es porque no quieren enterarse, sobre todo los políticos de hoy día. Ellos piensan que con un ramito de flores que depositan anualmente en las tumbas honoríficas que se han erigido en honor de estos hombres y mujeres que ofrendaron su vida en aras de un mejoramiento de las clases necesitadas y marginadas de la nación mexicana, ya cum-plieron con los postulados que emanaron como consecuencia de la revuelta.

¡NO!, y ¿la actitud que toman en cuanto a su conducta deleznable y corrupta?, ¡qué! eso lo han olvidado y se han dedicado a imponer la misma bota que tenía ésta gente sacrificada. La inconciencia de éste puñado de políticos bandidos, que más que practicar una de las artes más maravillosas de la naturaleza humana, que es la política, se dedican a ensoberbecerse con el poder y a llenarse los bolsillos de dinero que no les pertenece... éste es dinero del pueblo.

Cuando menos el General Francisco “Pancho” Villa, robaba a los ricos y el botín robado lo repartía entre los pobres; pero los políticos de hoy día, lo reparten entre sus incondicionales, para que estos a su vez también se beneficien, sigan considerándolos y apoyándolos para que continúen en la palestra, haciendo de las suyas y el grosso del pueblo que coma “churro” o que se quede como el chinito “nomás milando”.

El General Francisco “Pancho” Villa, ha sido acusado de bandido, asesino, ladrón, bandolero, cuatrero. Además de habérsele calificado con un sinfín de nombres, posiblemente ninguno sea justo, pero de lo que si estamos seguros, es de que fue un hombre que con su valor, coraje, decisión y conducta revolucionaria, aportó un cambio significativo en las acciones del movimiento.

Aunque, algunos opinan que ya encumbrado el General, se le subieron los humos y quería hacer de las suyas con el destino del país. Creo que para esos tiempos y para las circunstancias en las que se desarrollaron las acciones, un hombre sin carácter, era un hombre muerto y el general posiblemente por esta razón sobrevivió, luchó y nos legó una gran patria.

Villa, se decidió a tomar las armas como consecuencia de un hecho vergonzoso causado por un junior de aquellos tiempos, en contra de su hermana menor. Al tomar verganza por este atropello, tiene que huir a la sierra para protegerse de la “ley” que existía como existe ahora, únicamente para proteger a los que pueden y tienen dinero para comprarla o para defenderse de ella. A partir de esta fecha comienza la azarosa y tormentosa vida del general, de la que existe información hasta la vastedad y la que termina con su asesinato.

Pancho Villa y Zapata, sufrieron en carne propia, las desigualdades, prepotencia, abusos e injusticias de los acaparadores de la tierra, de los ricos y de los gobernantes en turno. Mientras que Emiliano Zapata, representó la solidaridad comunal de los pueblos indígenas; Villa, por su parte y cuya naturaleza individual y solidaria, característica de los hombres del norte, siempre buscó la justicia que le dió su propia definición. Pregunta: ¿Algo ha cambiado de entonces a la fecha en el país azteca?

La colaboración entre Villa y Zapata, nunca se consolidó ni en el plano militar, ni político ni en ningún otro, porque nunca se dieron las condiciones idóneas para realizarlo..

En la Batalla de Celaya, entre Villa y Obregón, cambia el derrotero de la Revolución; Obregón, pierde un brazo y Villa, pierde varias batallas y con ellas pierde a un gran número de sus tropas; esto se complementa con los intentos por asesinarlo de parte de los carrancistas y por último, su incursión a Columbus en tierras norteamericanas.

El “Centauro del Norte”, como ha sido calificado Pancho Villa, nos legó aparte de su sangre derramada por su sacrificio en una causa noble, también nos deja sus amplias enseñanzas y experiencia en la guerra de guerrillas en la sierra, de la que hoy día aún se sigue el modelo impuesto por el general, aunamos a esto sus ideas de mexicanismo y nacionalismo, las que hoy día se han ausentado de muchos mexicanos, sobre todo del sector político.

Pero, Francisco “Pancho” Villa, con su inclusión en los movimientos guerrilleros que iniciaron en 1910, aportaron un cambio sustancial en las acciones y con el talante de su recia personalidad, impuso reglas en el juego que trajeron importantes cambios, pero que en definitiva no han sido aplicadas totalmente, prueba de ello es que a la fecha en México aún queda mucho por hacer en favor de las clases necesitadas y marginadas, otra prueba irrefutable es que aún continúa siendo un país tercermundista, sin fecha, ni futuro para que haya o se de un cambio definitivo, que demuestre una mejoría en las con-diciones de vida en diversos sectores.

Return to the Frontpage