November 24, 1999


La Casa de la Moneda de los EE.UU. comienza plena producción de la nueva moneda de dólar dorado

La Casa de la Moneda de los EE.UU. comienza hoy su plena producción del Dólar Dorado, una de las monedas más distintivas en la historia de la Casa de la Moneda. El Dólar Dorado reemplazará al dólar Susan B. Anthony (SBA) cuando comience a circular a principios del 2000.

"Hoy hemos lanzado una de las introducciones de producto más ambiciosas en los años 90", comentó el Director de la Casa de la Moneda de los EE.UU., Philip N. Diehl, en sus palabras a la prensa. "Sabemos que tenemos el producto adecuado para satisfacer las demandas de los consumidores. Es un buen momento para una nueva moneda de dólar, y ahora estamos ejecutando una campaña integrada de mercadotecnia que incluye conocimiento público extensivo, promoción del producto y componentes de venta de negocio a negocio".

Autorizado por la Ley de Moneda de Dólar de 1997, y basado en lecciones aprendidas del SBA, la Casa de la Moneda emprendió la tarea de diseñar una moneda que pudiera ser ampliamente usada y fácilmente distinguida de otras monedas. El resultado es el nuevo Dólar Dorado. La moneda no solamente es dorada en color, sino que también tiene una orilla suave, similar de un níckel y un borde extraancho. La Casa de la Moneda ha encontrado, en pruebas entre consumidores, que el Dólar Dorado se distingue fácilmente de otras monedas, al tocarlo solamente.

La Casa de la Moneda no solamente enfrentó retos del comportamiento de los consumidores, sino que también se enfrentó a la moderna tecnología operada por moneda. Se ha producido una aleación especial para la moneda que corresponde con el rastro electromagnético, el tamaño y peso del SBA, lo que permite que el Dólar Dorado se use en millones de máquinas operadas por moneda en todo el país, que actualmente aceptan el SBA.

"Por un lado, tuvimos que producir una moneda que se viera muy diferente para los consumidores y que no se confundiera con la de 25 centavos", comentó Diehl. "Y por el otro, queríamos producir una nueva moneda de dólar que funcionara como un dólar Susan B. Anthony en máquinas de venta en toda la nación. Fué un reto muy fuerte, pero lo logramos", añadió.

Junto a sus características físicas, el Dólar Dorado también es elogiado por sus cualidades estéticas. Diseñado por la escultora americana Glenna Goodacre, la cara del Dólar Dorado enseña la semejanza de Sacagawea, la joven Shoshone que ayudó a Lewis y Clark en sus viajes hacia el oeste, desde las Grandes Planicies del Norte hasta el Pacífico. Muchos historiadores reconocen que sin las destrezas de navegación y negociación de Sacagawea, el éxito de la expedición de Lewis y Clark hubiera estado en duda.

El reverso de la moneda enseña un águila en pleno vuelo, un símbolo de la herencia americana a través del tiempo, y fue diseñado por el escultor de la Casa de la Moneda de los EE.UU., Thomas Rogers. También se encuentran en el reverso de la moneda 17 estrellas, una por cada estado de la unión durante la época de la expedición de Lewis y Clark.

La Casa de la Moneda se prepara para producir suficientes Dólares Dorados para satisfacer la fuerte demanda del público en el 2000. Ya que será aceptada inmediatamente por tiendas al por menor y por miles de máquinas operadas por moneda a través del país, el Dólar Dorado inmediatamente podrá ser usado por los consumidores. La Casa de Moneda proyecta que en su primer año, el Dólar Dorado multiplicará al doble la demanda actual por el SBA, llegando a 100 millones de monedas.

Regrese a la Portada