May 28, 1999


Hispanic Radio Network/La Red Hispana
LA COLUMNA VERTEBRAL
El Soporte Informativo Para Millones de Hispanos
Por Javier Sierra

Un Faro Para Barcos Descarriados

La atracción que tiene EEUU para millones de emigrantes se debe muchas veces más bien a la leyenda que a la realidad. Millones de personas han llegado y llegan deseosas de cumplir su sueño americano, de triunfar en un país "de calles pavimentadas con oro" o como dicen en mi tierra, "donde a los perros los atan con longanizas".

Pero pronto vemos que, si no venimos con una buena educación y hablando inglés, EEUU se convierte en un gran laberinto, lleno de obstáculos culturales, legales y lingüisticos. Nos tornamos en naves a la deriva en un mar turbulento.

El propósito de esta columna semanal es servir de faro y ayudar a llevar a buen puerto a esas naves perdidas. Pero eso sería imposible sin la cooperación de este periódico que publica la columna o sin la dedicación de cinco mujeres cuyo único objetivo es ayudar a las miles de personas que nos llaman en busca de ayuda. La columna trata temas de gran impacto en la comunidad hispana, como el abuso doméstico y la drogadicción, la falta de acceso al cuidado de la salud, las reformas a las leyes migratorias, la pobreza y la pérdida de nuestra herencia cultural. Y cuando los sacamos a la luz pública, abrimos un torrente de historias humanas, llenas de angustia y esperanza, de dolor y de ternura, de coraje y frustración. Estas cinco damas del Servicio de Información y Referencia (SIR) de la Red Hispana jamás dicen, "lo siento, no te podemos ayudar". He aquí varios ejemplos de personas cuyos nombres mantenemos anónimos.

Una mujer nos llamó desde Oregón aterrada por los abusos que recibía de su esposo, por lo cual ya había sido arrestado. Ella y sus hijos estaban pasando por un infierno, pero debido a que era indocumentada y dependía de él para recibir su residencia, se veía atrapada. El servicio le puso en contacto con varias organizaciones bilingües nacionales y locales de asistencia a víctimas de abuso doméstico y con expertos en inmigración que le ayudaron con su situación legal gratuitamente.

Una anciana desde Nueva York nos dijo que temía por su vida ya que sus dos nietos que vivían con ella eran pandilleros que vendían drogas. Las autoridades le dijeron que nada podían hacer por ayudarlas, así que nos llamó. De inmediato fué puesta en contacto con una organización que ayuda a los jóvenes y familiares víctimas del crimen juvenil.

Las llamadas de personas con graves problemas médicos también abundan. Un residente de Washington creyó que estabamos hablando de él en uno de nuestros programas de radio dedicado a los problemas mentales. Desesperado, nos contó que tenía fantasías violentas en las que mataba a su familia, o que sentía deseos de arrojarse enfrente de un auto. Nuestro SIR hizo arreglos para que el centro de crisis psiquiátricas local enviara una ambulancia y le ofreciera tratamiento.

Una de las columnas que mejor acogida recibió fué la que trató sobre los "Hijos de la Sombra:, las decenas de miles de niños de indocumentados nacidos en EEUU y que viven aterrados de ser deportados junto con sus padres a pesar de ser ciudadanos estadounidenses. Miles de ellos son expulsados del país junto con sus familias y nunca regresan porque no pueden probar su ciudadanía. La madre de uno de ellos, quien ignoraba los derechos de su hijo, nos llamó y la pusimos en contacto con un servicio legal bilingüe y gratuito, quien la ayudó.

Pero no todos llaman en busca de ayuda, muchos lo hacen para ofrecerla. Como la residente de Nueva York que leyó la columna sobre los vergonzosos niveles de pobreza infantil en su estado, donde casi el 50% de los niños hispanos nacen en hogares indigentes. A continuación se le puso en contacto con una agencia de voluntarios que lucha contra las condiciones sociales que hacen posible la pobreza. O el residente de San José, California, que indignado después de leer sobre la pérdida de nuestra herencia cultural, nos pidió contactos para organizar la construcción de un monumento al fundador de la ciudad, Francisco de Ulloa.

Y el teléfono sigue sonando, y las historias conmovedoras siguen llenando los corazones de estas cinco gentiles damas. Y uno por uno siguen rescatando de sus pesadillas a buscadores del sueño americano.

El Servicio de Información y Referencia de la Red Hispana está ahí para ayudarle a usted y su familia a salir de este laberinto legal y cultural llamado EEUU. Llame al 1-888-SU-RADIO, es decir, 1-888-787-2346. Es gratis.

Return to Frontpage