May 14, 1999


Los consumidores no se benefician pese a la baja de los precios de los cultivos

Por Janelle Carter
The Associated Press

WASHINGTON - Los agricultores estadounidenses que han tratado de sobrevivir en medio de una languideciente economía agraria están otra vez amenazados por los bajos precios este año del arroz, frijol de soya y otros productos.

Pero, para los consumidores, ello no significaría un abaratamiento en los precios de los productos alimenticios, dijeron analistas del mercado.

''¿Habrá beneficios para el consumidor?'', se preguntó Joe Miller de la American Farm Bureau Federation. ``Es probable que la respuesta sea negativa. La industria (de venta minorista) no tiende a abaratar los precios cuando hay materia prima barata, debido a que sus costos de manejo y empaquetado siguen siendo los mismos''.

``Hay una verdadera desconexión entre el precio real del trigo o del maíz y lo que paga el consumidor'', agregó Miller.

Los principales productores de cereales para desayunos, por ejemplo, anunciaron recientemente aumentos en los precios de sus productos del 2,5 al 3 por ciento, pese a que los precios del trigo están en su peor nivel.

La situación es similar en la industria del algodón, que recientemente completó una cosecha de 1998, de 13,9 millones de pacas, siendo la menor desde 1989. Los productores de algodón reciben mucho menos por sus cultivos, unos 56 centavos la libra, en comparación con 64 centavos de hace un año.

Pero eso significa que los estadounidenses pagarán más por la ropa y otros productos textiles? Exactamente no, destaca Mark Lang, director de los servicios económicos del Consejo Nacional del Algodón.

Un incremento en los textiles extranjeros que ingresan al país dejan al consumidor norteamericano ``intocado y quizás con algún ligero beneficio'', agregó.

El año pasado, Estados Unidos importó el equiv-alente de 12,5 millones de pacas, con respecto a los 8,7 millones de 1996. Gran parte de ese incremento se debe a la crisis económica de Asia, que ha dejado a esa región en busca de clientes.

En general, Miller, de la American Farm Bureau, predice que éste será ``un año duro en cuanto a precios'' luego que los precios llegaran a niveles relativamente bajos en la segunda mitad de 1998.

``Podemos ver incluso precios más bajos en 1999 en la mayoría de materias primas'', agregó.

Return to Frontpage