May 3, 2002

Comentario

La reelección en México:

Una propuesta para el fortalecimiento del Poder Legislativo y una forma para que los ciudadanos puedan evaluar a los legisladores y a los partidos

Lic. Enrique Davis Mazlum

En estos últimos días se ha estado escribiendo mucho sobre la viabilidad de la reelección inmediata de los legisladores y de los presidentes municipales, pero ninguna de las propuestas me ha convencido. Para poder analizar y proponer sobre este tema hay que dividirlo en cinco partes o cinco propuestas: 1) Senado de la República, 2) Cámara de Diputados, 3) Diputados Locales, 4) Presidentes Municipales y 5) Regidores. En este artículo me enfocaré solamente al Poder Legislativo.

Senado de la República

Actualmente el Senado está compuesto por 128 senadores, de los cuales, en cada Estado y en el Distrito Federal, dos fueron elegidos según el principio de votación mayoritaria y uno fue asignado a la primera minoría. Para estos los partidos políticos registraron una lista con dos formulas de candidatos: 1 y 2. La senaduría de primera minoría fue asignada a la formula de candidatos que encabezó la lista del partido político que, por si mismo, ocupó el segundo lugar en número de votos en el estado correspondiente. Los 32 senadores restantes fueron elegidos según el principio de representación proporcional, mediante el sistema de listas votadas en una sola circunscripción plurinominal nacional. ¿Cuál es el problema con esta forma de elegir a los senadores establecida en el Articulo 56 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos? En primer lugar que el Senado de la República se renueva en su totalidad cada seis años y esto hace que se debilite, ya que no hay continuidad en proyectos y se tiene que empezar casi de cero. En segundo lugar con estas reglas no se le permite al ciudadano votar por personas, se le obliga a votar por un partido político. El ciudadano debe tener la libertad de elegir a individuos y dividir su voto entre los diferentes candidatos, si así lo desea.

Propongo que a partir del 2006 se acoten los períodos a la mitad de los senadores electos y que se permita la elección inmediata a un período más, con el fin de entrar a un nuevo sistema electoral. En las elecciones para senadores del 2006 se tiene que permitir que cada ciudadano vote por un máximo de dos senadores y que pueda dividir su voto si así lo desea. Esto implica que los candidatos a senadores estarían compitiendo con candidatos de otros partidos y al mismo tiempo con el otro candidato que postuló su partido. Después de esta elección habrá tres senadores por estado. El candidato que obtuvo la mayoría de votos cumplirá un período de seis años y se podrá reelegir una vez más por un período de seis años en el 2012. El candidato con el segundo número de votos cumplirá un período de cuatro años y podrá reelegirse una vez más por un período de seis años en el 2010. El candidato que obtuvo el tercer número de votos cumplirá un período de dos años y podrá reelegirse por un período más de seis años en el 2008. A partir del 2012 todos los períodos de los senadores serán de seis años. Los 32 senadores electos de forma plurinominal se elegirán según el principio de representación proporcional cada seis años y su partido los podrá nominar una vez más en las listas de representación proporcional.

Con esta nueva estructura electoral se renovará una cuarta parte (¼) del Senado cada dos años y en cada cambio sexenal se renovará la mitad (½) del Senado. Esta estructura obligaría a los Senadores a rendir cuentas a sus ciudadanos en primera instancia y después al partido que lo postuló y no viceversa, en pocas palabras habría un contacto más directo con los ciudadanos. El que cada Estado renueve una tercera parte (1/3) de sus senadores cada dos años, va crear presión en los partidos políticos que los postularon y será otra forma de evaluar a los partidos políticos y sus plataformas.

Esta estructura permitirá a los ciudadanos estar evaluando a sus senadores cada dos años por medio de las elecciones. Después del 2008 se pueden dar varios casos en los Estados: 1) tres senadores de distintos partidos cada uno, 2) dos senadores del mismo partido y un tercero de otro partido y 3) los tres senadores del mismo partido. El ciudadano debe decidir que partidos y personas lo deben representar en el Senado.

Cámara de Diputados

La Cámara de Diputados se compone de representantes de la Nación, electos en su totalidad cada tres años, según el Artículo 51 de la Constitución Política de los EUM. La Cámara de Diputados se integra por 300 diputados elegidos según el principio de votación mayoritaria relativa, mediante el sistema de distritos electorales uninominales, y 200 diputados que fueron electos según el principio de representación proporcional, mediante el sistema de listas regionales, votadas en circunscripciones plurinominales, según el Artículo 52 de la Constitución Política de los EUM. Al igual que en el Senado este tipo de elecciones no permite continuidad y falta de profesionalismo dentro de la Cámara de Diputados ya que se renueva en su totalidad cada tres años. Se debe permitir la reelección inmediata de los diputados, pero en años diferidos, según la forma en que fueron electos. Esto con el fin de que los diputados actuales tomen una decisión sin pensar en sus propios intereses y voten a favor de un fortalecimiento real del Poder Legislativo.

En el 2006 los 200 diputados que fueron electos según el principio de representación proporcional, podrán ser postulados a las listas plurinominales por sus partidos a un periodo más (2009 – 2012) con un máximo de seis años consecutivos. La reelección de los 300 diputados que son electos según el principio de votación mayoritaria relativa debe entrar en vigor hasta el 2009. Estos podrán reelegirse por dos períodos más (2012–2015 y 2015–2018) con un máximo de 9 años consecutivos. De esta forma la Cámara de Diputados se estará renovando cada tres años, pero no en su totalidad, ya que algunos diputados serán reelectos y esto permitirá que llegue a ver continuidad en proyectos y se profesionalice este poder.

Ahora les corresponde a los senadores, diputados y diputados locales analizar las diferentes propuestas (internas y externas) y tomar una decisión madurada de cual de todas las propuestas o combinación de propuestas es la que más le conviene a México. Hay que pensar a largo plazo...

Enrique Davis Mazlum es Director de la Revista Vórtice: Análisis y Propuestas de Políticas Públicas del ITAM Director General del Proyecto www.LosCandidatos.com edavis@gidem.com

Letters to the Editor Return to the Frontpage