March 28, 2003

¿Pescado o carne?

Entre los católicos existe la tradición de no comer carne los viernes durante la Cuaresma. Muchas personas desconocen el significado de esta tradición

Por: Pablo De Sainz

Como muchos católicos en San Diego, Edith Barajas, de 36 años, no come carnes rojas los viernes durante la Cuaresma.

“Yo me abstengo de comer carne esos días porque creo es una forma de reencontrarme con Dios”, afirma Barajas, una mexicana residente en San Diego. “Desde chica mi familia me inculcó este hábito, y yo trato de seguirlo”.

La Cuaresma es una temporada especial para todos los cristianos, incluyendo los católicos. Esta es considerada como un tiempo de penitencia entre el Miércoles de Ceniza y el Domingo de Resurrección, y las diferentes formas del cristianismo conmemoran ésta época de varias maneras.

Una de las más populares y controversiales entre los católicos, es la de abstenerse de consumir carnes rojas, como la res y el puerco todos los viernes de la Cuaresma.

Para la Iglesia Católica, esta práctica es una manera en que los católicos pueden mostrar estar arrepentidos de sus pecados, asegura Bernadeane Carr, vocero de la Diócesis de San Diego.

“El ayuno se encuentra en el Antiguo y en Nuevo Testamento como una forma de arrepentimiento”, afirma Carr. “La Iglesia invita a hacer penitencia durante la Cuaresma al no comer carne los viernes”.

Rodrigo Valdivia, canciller de la Diócesis de San Diego, añade que esta práctica “es una manera tradicional que la Iglesia usa para que los feligreses recuerden la necesidad de darle un lugar a Dios”.

Sin embargo, entre los católicos más jóvenes, el ayunar durante los viernes de Cuaresma, el Miércoles de Ceniza y el Viernes Santo, está tomando cada vez menos importancia.

“Eso es una tradición que nuestros padres nos hacían seguir, pero muchas veces ni ellos mismos saben cuál es el significado”, asegura Alonso Frías, de 25 años y residente de San Diego.

El canciller Valdivia asegura que la causa por la cual muchos católicos no saben el significado de hacer penitencia los viernes de Curesma es por “una falta de catequesis. No es culpa de la gente. La Iglesia no ha informado bien a la gente del verdadero significado de esto”.

Frías no está de acuerdo con esa tradición.

“Yo no pienso que no comer carne los viernes me va a hacer mejor católico. Todo depende de ti, de estar bien contigo y con Dios”, asegura Frías.

Pero las nuevas generaciones de católicos no son los únicos que cuestionan el propósito de los actos asociados con la Cuaresma en la Iglesia Católica.

Otras denominaciones cristianas también critican a la Iglesia y aseguran que los católicos se alejan de lo que está escrito en la Biblia para seguir tradiciones.

Por ejemplo, Héctor Espinosa, de 43 años, un evangelista de Chula Vista, dice no estar de acuerdo con la práctica católica de no comer carne los viernes de Cuaresma, pero asegura que no los critica.

“En ninguna parte de la Biblia aparece que no se debe comer carne los viernes”, afirma Espino. “Muchos católicos sólo lo hacen por tradición. Yo no pienso que estén mal. Yo respeto sus tradiciones”.

Además, Espinosa piensa que este acto de abstinencia se ha comercializado mucho, y ahora las empresas de comida lo utilizan para vender más pescado durante la Cuaresma.

María Pelayo, una Testigo de Jehová que distribuye revistas como “La Atalaya” y “¡Despertad!” en estaciones del trolley, dice que los Testigos no siguen las mismas tradiciones que los católicos. Ella asegura que los Testigos se enfocan más en estudios bíblicos y en la oración.

Frías, el joven católico que no se abstiene los viernes, dice que los católicos prestan mucha atención a cosas externas y menos a las internas.

“En mi casa a cada rato me dicen que no coma carne los viernes, pero nunca me dicen que me ponga a rezar o que hable con Dios”, asegura Frías. “Durante la Semana Santa nos vamos a la playa a divertir. Por lo menos en mi casa rara vez vamos a Misa durante la Cuaresma”.

Return to the Frontpage