July 2, 1999


Hispanic Radio Network/La Red Hispana
LA COLUMNA VERTEBRAL
El Soporte Informativo Para Millones de Hispanos
Por Javier Sierra

El Hermoso Poder de ser Bilingüe

Hace ya varios años un amigo intérprete legal me pidió que le ayudara con un trabajo rápido que él no podía atender. Me dijo que no llevaría más de 30 minutos y que se haría por teléfono. Acepté y al día siguiente, a la hora convenida, recibí una llamada de una corte —el lugar no viene al caso— para interpretar un juicio de deportación contra una mujer indocumentada.

La juez —quien no hablaba ni una palabra de español— me explicó los detalles de la vista y me presentó a la enjuiciada. Segundos más tarde oí una voz tan empapada en miedo que casi era un sollozo. La mujer —cuyo nombre tampoco viene al caso— no hablaba ni una palabra de inglés y sólo sabía que si esa mañana las cosas no iban bien, sería deportada.

Mi trabajo no duró más de media hora, pero hubiera sido aún más corto si la acusada no hubiera interrumpido la vista varias veces para agradecerme mis servicios. La pobre mujer repetía que estaba muy asustada y que nadie le había ayudado durante su odisea legal. "Le beso las manos, Sr. Sierra", insistía ante mi sonrojo. Todo esto ocurría entre la irritación de la juez, ya que les está prohibido a los encausados dirigirse al intérprete sin el permiso del magistrado. En medio de la confusión, yo era el único que sabía lo que estaba ocurriendo y por momentos me creí eso de que las personas bilingües piensan con dos cerebros.

Además de 25 insignificantes dólares, de la experiencia saqué una lección que jamás he olvidado: ser bilingüe, saber inglés, es imprescindible para triunfar en este país. Esta lección veo que se repite una y mil veces cada día. Y, a mi entender, los ejemplos más conmovedores son los de los niños intérpretes. Miles de ellos en todo el país hacen de puente entre el mundo exterior, que solo habla inglés, y sus padres, que sólo hablan su idioma materno.

Ese es el caso de Sheryln Montes de Oca, una guatemalteca de 17 años, quien desde los 14 se encarga de escribir los cheques, pagar la renta y los servicios, leer la correspondencia legal de su madre, es decir, hacer que su hogar funcione. El año próximo verá cumplido su sueño, asistir a California State University, en Los Angeles, para hacerse maestra bilingüe. Pero su vida no es fácil. Esta semana tienen que mudarse de su hogar de Monterey Park, en California, y hasta el momento no tienen a dónde ir. Sheryln tendrá asimismo que sacar a su familia de este apuro.

También en California, en Rosemead, encontramos a nuestra siguiente héroe. Se llama Tamar Canaan, una mexicana de origen árabe de 18 años que desde que tenía 5, cuando su padre les abandonó, ha ayudado a su madre y cuatro hermanos a salir adelante. Ella se encarga de todo el papeleo de la casa, de hablar con el casero, de asegurarse que el teléfono funciona, de cuadrar la humilde chequera de la familia. Hoy se prepara en la universidad comunitaria local para asistir a la Universidad de Miami. Su sueño es hacerse reportera de Univisión. Mientras tanto en sus hombros cae la pesada carga de cuidar de su madre, quien tuvo un accidente y no puede trabajar, y de asegurar un porvenir para sus hermanos.

El denominador común de estas jóvenes no sólo es saber dos idiomas sino algo mucho más importante, la grandeza de espíritu. Y la edad no es condición alguna. En Altamonte Springs, Florida, Alexandra Gagel, una niña peruana de 10 años, ha salvado la vida a la misma persona al menos una vez. Durante una visita a su prima recién nacida, la pequeña dejó de respirar. Ni sus padres ni tíos hablan inglés, así que Alexandra llamó al número de emergencia para describir los síntomas de la bebé y traducir las instrucciones del personal médico para sus parientes. Finalmente la ambulancia llegó y Alexandra hizo de intérprete entre los paramédicos y sus familiares. Unos días antes ella también asistió al nacimiento de su primita para interprear las instrucciones de los médicos y enfermeras.

Los ejemplos de Sherlyn, Tamar y Alexandra son aplastantes evidencias que deberían calmar el fervor de los enemigos de la educación bilingüe. Ellos, quizá con razón, rechacen que estas héroes bilingües piensen con dos cerebros. Pero nadie puede negarles que tienen un corazón que vale por dos.

¿Conoce a alguien que necesite ayuda para conseguir una educación bilingüe, o asistencia para ir a la universidad? La Red Hispana puede ayudarlos. Llame gratis al 1-888-SU-RADIO, es de-cir, 1-888-787-2346.

Return to Frontpage