January 22, 1999


Juan Pablo II Vuelve a México por Cuarta Vez

Contacto Online Newsmagazine

MEXICO, D.F.- Su Santidad Juan Pablo II concluye sus visitas a América Latina este siglo donde mismo inició su Pontificado hace 20 años: México, un país en el que halla una enorme feligresía, una Iglesia mejor relacionada con el Estado y más pobres de los que había en sus tres viajes anteriores.

El Santo Padre visita México entre el 22 y el 26 de enero con misas multitudinarias en el autódromo de la capital mexicana y el mundialmente famoso Estadio Azteca, y un encuentro con los obispos del continente del cual saldrá un documento de unidad, sobre los nuevos desafíos que presenta América Latina para la iglesia católica.

Dos mil 300 sacerdotes asistirán al Papa Juan Pablo II en la misa multitudinaria que éste oficiará el día 24 de enero en el autódromo de esta ciudad. Cada uno de los sacerdotes entregará entre 100 y 150 hostias a los 350 mil feligreses que comulgarán ese día, dijo a la prensa el obispo Marcelino Hernández, quien es el organizador del evento. Se calcula que más de 700 mil personas escucharán la misa del Papa en el autódromo, la cual tiene por lema "Encuentro del Santo Padre con México".

Esta será la más importante de tres misas que Juan Pablo II oficiará en territorio mexicano, y para ella se prepararán 220 mil metros cuadrados de espacio para los fieles, según el obispo Hernández.

Por otra parte, Juan Pablo II celebrará un encuentro de generaciones de las Américas en el Estadio Azteca, al que asistirá una multitud calculada en 120 mil personas. Este acto será el último de carácter público del Sumo Pontífice en México, y se espera la asistencia de representantes de todas las clases sociales del continente, desde campesinos a empresarios, manifestó el portavoz de los organizadores de la visita papal, Héctor Fernández.

El Santo Padre pronunciará dos discursos durante el acto en el Estadio Azteca, en los que hará referencia a la promulgación del documento del Sínodo de Obispos de las Américas sobre la postura de la iglesia en el nuevo milenio.

Asimismo, feligreses de Buenos Aires, Caracas, Lima, Sao Paulo, Los Angeles, Tegucigalpa y Panamá estarán vinculados a este evento, mediante un enlace televisivo vía satélite.

Juan Pablo II también oficiará una misa en la conocida Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe.

Al llegar a la nación azteca, el Sumo Pontífice encontrará que ahora viven allí más pobres -su gran preocupación- de los que existían en sus anteriores visitas a ese país. En México viven en la pobreza 50 millones de los 96 millones de mexicanos, según un documento de una comisión legislativa presidida por opositores. En el mismo documento se señala que la pobreza constituye el problema más serio que enfrenta el país, "aunque no el más taquillero ni el más estudiado".

"México es una fábrica de pobres", dijo a la agencia británica Reuters la diputada Clara Brugada, presidenta de la comisión de Desarrollo Social de la Cámara de Diputados, quien afirmó, sin embargo, que una encuesta sobre ingresos y gastos en México demostró que los pobres del país llegan a 64 millones.

"Ventiseis millones de mexicanos son pobres en extremo, según datos oficiales del propio gobierno", agregó la legisladora.

Este viaje de Juan Pablo II a territorio mexicano tendrá un costo aproximado de un millón 200 mil dólares, y para aliviar ese gasto algunas compañías privadas han programado actividades de recaudación de fondos, entre ellas la marca de papas Sabritas, que ha confeccionado un album fotográfico y lo ha puesto a la venta por dos pesos (unos 20 centavos de dólar). La empresa espera recaudar 18 millones de pesos (un millón 800 mil dólares) para donarlos a la Iglesia Católica y ayudar con ello a sufragar los gastos.

Se espera que Juan Pablo II continúe su cruzada anti-capitalista en México, la cual emprendió al inicio de su papado y recrudeció casi inmediatamente después del derrumbe del comunismo a nivel internacional. su otra gran prioridad.

"Nuestros pensamientos van especialmente hacia aquellos excluidos del banquete del consumismo de cada día", afirmó el 19 de enero en el Vaticano, durante su tradicional mensaje para la temporada cristiana de la Cuaresma.

Juan Pablo II se refirió a la marginación de los pobres, de cara al mercado libre y la globalización económica, apenas 72 horas antes de emprender su viaje a México, seguramente al tanto de que encontraría un país azotado por la pobreza, pese a los intentos oficiales de presentar un estado moderno camino del Primer Mundo.

En materia de derechos humanos, el subcomandante Marcos, dirigente del llamado Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), puso el dedo en la llaga al preguntar el 20 de enero cómo explicarán las autoridades mexicanas al Papa Juan Pablo II la masacre de 45 indígenas que rezaban por la paz en Chiapas, en 1997.

"El rostro que deben ocultar es el de la guerra en Chiapas, guerra que cobra víctimas también en la Iglesia católica", agregó un comunicado del líder guerrillero, dirigido a la prensa nacional e inter-nacional, refiriéndose al gobierno mexicano y en especial al presidente Ernesto Zedillo, quien recibirá en privado a Su Santidad, no como jefe de la Iglesia, sino como ciudadano particular, como ha ocurrido en visitas anteriores del papa.

Juan Pablo II llegará a México luego de haber ordenado a nueve cardenales el día 6, después de una importante y controversial reunión con el actual primer ministro de Italia, Massimo D'Alema, ex comunista (se dice que la otra "iglesia" italiana es el Partido Comunista de Italia), y de haber autorizado el conflictivo baile del "hula" en los rituales católicos de Hawai.

El año pasado, Juan Pablo II celebró el vigésimo aniversario de su papado, y por la misma fecha en que ahora visita México, realizó su primer viaje a Cuba, país cuyo gobierno emprendió una cruzada contra el catolicismo en la isla a partir de 1961, con el cierre de los medios de difusión de la Iglesia y el arresto y deportación de sacerdotes y monjas.

(Contacto Online Magazine can be found at http://www.contactomagazine.com)

Return to Frontpage