February 26, 1999


Medio Millón de Estudiantes Hispanos de Octavo a Doceavo Grados Abandonan los Estudios Anualmente

College Station — Uno de los más importantes líderes de negocios en los Estados Unidos, está asignando una dotación que ayudará a buscar la solución a uno de los grandes problemas en el país: el abandono de los estudios entre los hispanos. Carlos H. Cantú, gerente general y director de la Compañía ServiceMaster, ha entregado personalmente un millón de dólares para establecer la dotación "Carlos H. Cantú Hispanic Education and Opportunity Endowment" en la Universidad Texas A&M.

Cantú comenta que algunas estadísticas lo turbaron y por eso decidió asignar una dotación: Los estudiantes hispanos tienen cuatro veces más probabilidades que los anglos o los afroamericanos de abandonar los estudios antes de obtener un título de preparatoria. Aproximádamente medio millón de estudiantes de octavo a doceavo grados, abandonan los estudios anualmente.

"Estamos perdiendo a los líderes del futuro y es nuestra responsabilidad tratar de buscar una solución a este problema, antes que sea demasiado tarde", dijo Cantú, exalumno de la generación 1955 de Texas A&M. "Espero que esta dotación ayude a encontrar la raíz del problema y nos ayude a buscar soluciones".

El porcentaje de estudiantes que abandonan los estudios entre los hispanos es multigeneracional y no ha cambiado en 25 años, dice Rogelio Saenz, profesor y director del departamento de sociología de Texas A&M. "Esto no puede continuar en el futuro", añade Saenz, citando las proyecciones que dicen que en los próximos cincuenta años, los hispanos conformarán el 60% de la fuerza trabajadora de los Estados Unidos".

A Cantú también le preocupa el déficit educativo de la fuerza trabajadora. "Las implicaciones para el sistema impositivo, el sistema de servicios sociales y la habilidad del país para competir globalmente son muy significativas", dice.

Cantú, hijo de inmigrantes mexicanos, cree que la educación es el "gran equalizador". Acredita a sus padres por haberle hecho énfasis en el papel que tiene la educación para triunfar en el futuro. Creció y asistió al colegio en el sur de Texas y obtuvo su licenciatura en economía agrícola en Texas A&M.

Como director de Terminix de 1977-91, llevó a la compañía a ocupar el primer lugar entre las compañías fumigadoras del país. ServiceMaster adquirió a Terminix en 1986. Desde 1994, Cantú ocupa el puesto de director y gerente general de ServiceMaster. Esta compañía presta servicios a más de diez millones de clientes en el país y a más de cuarenta países, con ganancias anuales que exceden los seis mil trescientos millones de dólares. ServiceMaster es la casa matriz de Terminix, TruGreen-ChemLawn, Merry Maids y otras compañías líderes en el mercado. Debido a su liderazgo en el área de los negocios, así como en el servicio a la comunidad, Cantú recibió, en 1997, el premio "Horatio Alger".

Además de financiar la dotación en Texas A&M, Cantú será director de la junta consultiva. La junta, que incluirá representantes de corporaciones, de organizaciones no lucrativas y de entidades gubernamentales, estará encargada de recaudar fondos adicionales y de revisar las actividades de la dotación. Saenz, quien será el coordinador de la dotación, dice que financiará las investigaciones aplicadas y prácticas que se llevarán a cabo por profesores y estudiantes de Texas A&M, en varios distritos escolares. La universidad está planeando una conferencia nacional para agencias financiadoras y para legisladores, educadores y académicos.

Ronald G. Douglas, vice-presidente ejecutivo de Texas A&M, dice que la universidad comparte la preocupación de Cantú, acerca de los porcentajes de retención de los estudiantes hispanos. "En Texas A&M nos sentimos muy honrados al recibir esta dotación del Sr. Cantú", dijo Douglas. "Estamos ansiosos de llevar a cabo la investigación y de ver el progreso que resultará de su generosidad".

Return to Frontpage