December 31, 1998


"Refugio de Amor"

Un asilo para los enfermos mentales en Mexicali

Por Miguel Vásquez

Todos los hemos visto, caminan por nuestras calles pero están en otro mundo, andan como fantasmas sin rumbo. "Un enfermo mental puede nacer así ó estar así por un golpe, pero esos casos son rarísimos. La gran mayoría de los que vemos a diario, de acuerdo a lo que los psiquiatras me han comentado, se debe al consumo de drogas", comentó el Sr. Rómulo Tiznado Fernández, Coordinador de Refugio de Amor para Enfermos Mentales en Mexicali.

"Esto es una verdadera tragedia, estamos hablando en su mayoría de jóvenes adultos entre los 20 y 35 años que han perdido su mente. No es algo que viene en forma natural, como el caso de los ancianitos que por la edad pierden algunas facultades, sino muchachos que tienen toda una vida por recorrer y ya no pueden pensar. Es un aspecto que se conoce muy poco de esa maldición que nos está alcanzando a todos: la droga", dijo.

De acuerdo a las estimaciones del Sr. Tiznado, centenares de enfermos vagan por las calles de Mexicali. "En el municipio (de Mexicali) por lo menos tenemos un millón de habitantes en 100 colonias. Si consideramos dos enfermos mentales por colonia, ya estamos hablando de por lo menos 200 enfermos en la ciudad. Esta cifra es muy conservadora", aseguró.

Después de siete años de trabajo y esfuerzo, el pasado 15 de diciembre de 1998 fué inaugurado el nuevo edificio de Refugio de Amor. El Padre Raúl Enriquez, en representación del Sr. Obispo, otorgó la bendición a las instalaciones. El nuevo inmueble podrá recibir a 20 enfermos.

"Aunque todos los miembros del patronato somos laicos católicos y estamos aquí por un llamado personal de Nuestro Señor y el amor a los más necesitados, Refugio de Amor es una institución civil que no ve diferencias de religión ni de ninguna clase. Nuestra patrona es la Madre Teresa de Calcuta", comenta Tiznado, "La misión de Refugio de Amor es ser un asilo para los enfermos que andan vagando en las calles y que nadie los atiende. El DIF estatal tiene el Centro de Salud Mental, pero ellos atienden a otro grupo de enfermos mentales que son los que tienen familiares. Ellos no son candidatos para Refugio de Amor, porque tienen a alguien que los cuide. Sin embargo hay quie-nes tienen familiares pero los han corrido de su casa. Se dá el caso de muchachos trastornados que casi matan a golpes a su propia madre. Están enfermos de la cabeza, son como animales. Andan en la calle y nos preocupan".

"Los enfermos mentales viven en peligro a cada momento. Ellos comen por instinto, su cocina son los botes de basura, pero ¿que pueden encontrar ahí? ¿quien tira algo bueno a la basura? Lo que se tira es precisamente lo que está malo. Al comerse la basura, muchas veces contraen una fuerte infección y otros mueren envenenados. Son los cuerpos que encuentra la policía en la calle, en los parques, en una casa abandonada ó un lote baldío. Estos enfermos tienen la costumbre de caminar y caminar, por eso los vemos en todos los puntos de la ciudad, es la única forma que tienen de liberar su energía, algunos son atropellados; mueren ó quedan lisiados".

Y agregó, "La gente no quiere ver un enfermo mental en su barrio. Eso les molesta y llaman a la policía. La policía los mete a la cárcel, pero un oficial me dijo: `Aquí los tenemos porque no hay donde meterlos. Pero aquí en la cárcel corren mucho peligro, no falta quien se burle de ellos, los molestan, abusan de ellos en todos los sentidos. Incluso han violado ancianitas que hemos reco-gido de la calle. Por eso mejor simplemente los reubicamos, es decir, los subimos a la patrulla y nos vamos a otra colonia lejana y ahí los bajamos en cualquier parte. No hayamos que hacer", comentó.

Refugio de Amor tiene un programa bien estructurado para aliviar la problemática.

"Con el apoyo de una ambulancia y personal especializado del Centro de Salud, salimos a recoger a los enfermos de la calle. En el Centro de Salud se procede a bañar al enfermo, cortar su cabello y proporcionarle un medicamento para amortiguar su necesidad de droga. Después de unas semanas, el paciente controlado y más adaptado pasa a Refugio de Amor donde se le atiende por el resto de su vida, ó bien, ayudarle hasta que pueda reincorporarse a su familia como persona no violenta y productiva", dijo Tiznado.

El refugio es un asilo donde el enfermo tiene instrucción en algunas ocupaciones y se le fomentan buenos hábitos. Aunque se requiere de mucho tiempo, llega el momento en que el enfermo empieza a cuidar de su higiene, no hace sus necesidades en donde se le antoja, no despedaza las sábanas ni colchones de su cama y es viable para volver a su casa, si la tiene. De otra forma vivirá en Refugio de Amor para siempre.

"Esperamos que la familia del enfermo lo vuelva a aceptar ya que está más civilizado. La familia estaba harto de él, pero si lo ven limpio, con buenas costumbres, hay muchas probabilidades de que se quede, al menos un tiempo. En su casa verán que ha aprendido muchas cosas útiles como barrer, lavar ropa, arreglar el jardín, hacer manualidades etc. Al quedar libre un lugar en Refugio de Amor entonces podremos ayudar a otro enfermo de la calle", añadió.

En el edificio de Refugio de Amor hay lugar para 20 personas y próximamente se iniciará un segundo inmueble para 40 enfermos más. El Sr. Rómulo Tiznado calcula los gastos de operación en más de $2,000 pesos diarios para iniciar.

"El gobierno del estado nos otorga un subsidio mensual. Además hacemos eventos y rifas para recabar fondos. Tenemos unos 15 patrocinadores que aportan una cantidad regularmente. El Banco de Alimentos de Caritas de Mexicali nos apoya. También tendremos ayuda gratuita de psiquiatras del Centro de Salud Mental pero los recursos siempre son insuficientes si consideramos que para cuidar a los 20 enfermos las 24 horas del día, se requiere al menos de dos personas especializadas por turno que cobran sueldo. El medicamento para el sistema nervioso es carísimo, los gastos de luz, agua, etc.", afirmó.

"El antiguo Obispo de Mexicali, Don Ulises Macías, nos dijo que ésto es una obra de Dios. La gente nos quiere y recibiremos su ayuda. Algunos entienden el problema porque tienen un enfermo mental en casa. Nosotros, los mentalmente sanos, somos los únicos que podemos auxiliar en el nombre de Dios a los enfermos mentales que vemos todos los días vagando por las calles en un mundo peligroso". Refugio de Amor solicita ayuda para ayudar. Si usted puede contribuir de alguna manera puede comunicarse al teléfono (65) 54-18-28 en Mexicali ó acudir a las oficinas en Avenida Reforma 1190, altos, local 102.

(Tomado de La Cruz de California, Año Tres, Número 1, Enero de 1999).

Return to Frontpage