December 3, 2004

!Ojala todas las mujeres fueran feministas!

“No es cristiano que en nombre de la santidad de la familia,
un hombre se haga de una mujer, la convierta en ponedora de hijos,
en bestia de carga y encima la muela a golpes
cada vez que se pasa de tragos …”

Flora Tristán

Por Carmen G. Kcomt

Feminista, sinómimo de: Mujer inteligente, que conoce sus derechos, y lucha por ellos, que no depende de la referencia de otros – llámese marido, esposo, jefe o patrón - para existir. Contrariamente a lo que la mayoría cree, el Feminismo es una corriente que se encuentra dentro de la ideología progresista al igual o a la par que otras que luchan por los Derechos Humanos como son; Las que luchan contra el racismo, la xenophobia, la homofobia, el sexismo, y como tal, el Feminismo asume que todos los seres humanos, mujeres y hombres somos iguales, que nos corresponden los mismos derechos.

El Feminismo es pues, una corriente de pensamiento o movimiento que entiende que nuestra única diferencia con el otro sexo esta relacionada con algo maravilloso que no puede ser considerado ni una desventaja —porque no nos hace débiles— ni tampoco una ventaja frente a los hombres- simplemente diferentes fi-sicamente, y me estoy refiriendo a la maravillosa posibilidad de dar vida a otro ser humano. En el imaginario popular, es decir entre la gente comun y corriente, se escucha mucho la trasnochada idea de que una feminista es una mujer que quiere ser más que el hombre, o que se cree superior a el, que es una ahombrada o machona, quizá lesbiana, seguro que tambien fea y además tonta.

!Nada más equivocado! Todo lo contrario. Una feminista no es nada de ello ¡NO! de ninguna manera, una feminista se define como tal NO según su relación con los hombres, sino según su relación con ella misma.

Feminista es la mujer que quiere ser tratada y considerada como un ser humano igual y que pretende conseguir que las medidas sociales le garanticen el ejercicio de sus derechos, el control de su cuerpo, la toma de sus propias decisiones, es la que lucha por acabar con la discriminación por causa del sexo, contra la discriminación salarial etc. Es la mujer que se plantea el derecho a disfrutar de su propio bienestar, que desea ser juzgada como individuo, que considera que tiene valor por si misma y no solo como medio para conseguir la felicidad y los objetivos de otros.

En resumidas cuentas es una mujer SABIA y (que le duela la barriga a Rousseau) quien hace muchísimo tiempo dijo “Una mujer sabia es un castigo para su esposo, para sus hijos, para todo el mundo”. Porque aquí estamos aconsejando todo lo contrario, que las mujeres sean sabias, o sea feministas, que conocedoras de sus derechos luchen por ellos, y si así fuera cuánto podrían cambiar las cosas ……Sueño despierta (porque nada cuesta hacerlo) …..cierro los ojos e imagino que distintas serian las cosas si todas las mujeres fueran feministas .

Estoy segura que, por ejemplo en el tema de la violencia doméstica las cifras de mujeres víctimas, de hecho se reducirían considerablemente hasta casi desaparecer y no porque las mujeres pasen a ser agresoras, porque eso sería muy malo, sino porque al conocer de su potencial, de su igualdad y de la protección legal que merecen, podrían, de manera acertada elegir a sus compañeros, podrían tomar decisiones más convenientes y correctas en torno a su vida profesional y personal, y podrían criar mejor (sin prejuicios) a sus hijos varones. Así que no hay que atracar (como se dice vulgarmente) o comerse el cuento del mensaje popular malinformado y tendencioso que pretende hacer creer a las mujeres, que ser feminista es algo malo, casi como un insulto, como decirle a una mujer fea o lesbiana, NO, ya lo hemos dicho, insisto, ser feminista significa reconocerse capaz, resuelta, segura, asertiva, informada y algo muy importante, todo esto sin tener que dejar de ser femenina porque ambas cosas aunque sean diferentes pueden co-existir plenamente, no se condicen, para nada, es más, juntas son super recomendables, una puede ser todo lo mencionado, además de eficiente, persuasiva, y brillante y al mismo tiempo ser físicamente atractiva, fina, elegante, dulce, cariñosa y hasta sexi, ¿por qué no? !Sí se puede!

Entonces pues, sería bueno que algunas mujeres dejaran ya de ser sumisas, pasivas, incompetentes, desvalidas y quejosas para convertirse en Feministas, libres orgullosamente Feministas.

Return to the Frontpage