December 23, 1999


"Una Pesadilla"

Legisladores de California acordaron que pro-vida, pro-familia
causa grandes retrasos en 1999

Por Maria Elena Kennedy

La sesión legislativa de 1999 en California produjo varias leyes que pasaron a pesar de la fuerte oposición de grupos de pro-familia y pro-vida, incluyeron medidas que requerían a los hospitales Católicos y a las escuelas a proveer anticonceptivos a sus empleados, proveer apoyo estatal a asociaciones homosexuales, y establecer clínicas en escuelas públicas que puedan referir a muchachas menores de edad a clínicas de aborto sin el conocimiento de sus padres o consentimiento.

Afortunadamente, la fuerte oposición al proyecto de ley de las clínicas en las escuelas, que pasó por ambas la Asamblea y el Senado, finalmente fue vetado por el Gobernador Gray Davis.

Uno de los proyectos más problemáticos para los Católicos fue el Proyecto de Ley 41 del Senado, que forzará a los planes de seguro médico a incluir cobertura de anticonceptivos. El proyecto de ley forzará a los patrones Católicos a dar cobertura de anticonceptivos a sus empleados, aún si está en contra de sus principios proveer tal cobertura. Los patrones Católicos que siguen las enseñanzas de la iglesia en cuestión de control de natalidad artificial no están exentos. La Iglesia Católica se opone al uso del control de la natalidad artificial pero no prohibe a los métodos naturales de planeación familiar. A pesar de la fuerte oposición de la Conferencia Californiana de Obispos Católicos, el proyecto de ley fue firmado por el Gobernador Davis, quien dice ser Católico. La Conferencia Californiana de Obispos ha dedicado tiempo y esfuerzo en tratar que las instituciones Católicas estén exentas de esto, pero no han obtenido éxito.

Otro proyecto de ley preocupante para los Católicos fue AB 26, que requiere que los patrones den seguro médico y otros beneficios a las `parejas domésticas' que no están casadas, incluyendo a los homosexuales, de la misma manera que actualmente se le da a los matrimonios. Otra medida más radical es, SB 75, la cual hubiera creado un registro estatal de `parejas domésticas', fue vetado por el gobernador.

Otros proyectos de ley que benefician a la agenda de los homosexuales y fue firmada por el Gobernador Davis incluye AB 1001, que prohibe la discriminación en el trabajo por la orientación sexual, y AB 537, que prohibe la discriminación en escuelas públicas por la orientación sexual. Este proyecto de ley prohibe a las escuelas negar el empleo a un profesor por que él o ella sean homosexuales.

En cuestión de pro-vida, proyectos de ley que buscan la protección de los no nacidos les fue mal en la sesión de 1999. AB 1424, la cual hubiera prohibido los abortos de nacimiento parcial en California, murió en el comité legislativo por el gran número de miembros de la asamblea que son pro-aborto. SB 149, que buscó proteger a la mujer poniendo estándares y regulaciones en las clínicas del aborto, también murió antes de llegar al Senado. AB 507 hubiera prohibido el apoyo estatal para abortos múltiples a menos que a la mujer se le comunicara de los riesgos que trae hacer este procedimiento en repetidas ocasiones. Este proyecto de ley también murió en el comité.

El miembro de la Asamblea George House llamó a la sesión de 1999 "una pesadilla". "No pude ganar ni un proyecto de ley en el comité", él dijo.

La Conferencia de los Estados Unidos de Obispos Católicos recientemente publicó una carta titulada: Ciudadanía Fiel: Responsabilidad para un Nuevo Milenio. En su carta, los obispos recuerdan a los Católicos en los Estados Unidos que ellos tienen una responsabilidad de traer los valores de las Escrituras a la política. Cuando decidan por quien votar, los obispos dicen que los fieles, independientemente de su estilo de vida, están obligados a respetar y defender las enseñanzas de la Iglesia en la santidad de la vida humana. "Estamos convencidos que una consistente ética de la vida debería estar presente en todos los temas a tratar de la política", escribieron los obispos.

Return to Frontpage