August 28, 1998


Encienda una Vela
Padre Thomas J. McSweeney, Director de The Christophers

Actitud: Una Cuestión de Preferencia

Jerry Zentis es la clase de persona que puede asom brar a la gente; siempre de buen humor y diciendo algo positivo. Cuando alguien le pregunta cómo le va, responde "fenómeno!"

Como manager de un restaurant, Jerry es único. Tuvo varios empleados que lo siguieron de restaurant a restaurant, sólo por su actitud. Si un empleado tenía un mal día, él le decía que mirara el lado positivo de la situación. Hasta que un día le preguntaron "No entiendo. ¿Cómo puede ser siempre tan positivo?"

A lo que Jerry respondió, "Cada mañana me levanto y digo: `Jerry, hoy tienes dos posibilidades. Puedes estar de buen humor o puedes estar de mal humor'. Y decido estar de buen humor. Cuando ocurre algo malo, puedo elegir ser víctima o aprender de la experiencia. Y decido aprender la lección. Cada vez que alguien viene a mí con quejas, puedo aceptar sus quejas o puedo señalar el lado positivo de la vida. Y elijo lo positivo".

"Si, bueno, pero no es tan fácil", contestó su empleado.

"Sí que lo es" insistió Jerry. "La vida es una cuestión de elección. Después que uno elimina la basura, la situación se reduce simplemente a una cuestión de elección. Usted es quien decide cómo reaccionará ante cada situación. Usted es quien decide cómo la gente afectará su estado de ánimo. Usted decide estar de buen o mal humor. La cuestión es que usted es el que decide cómo vivir su vida".

Una mañana, hace algunos años atrás, Jerry hizo algo que no se debe hacer en un restaurant: dejó la puerta de atrás abierta y fué asaltado a punta de pistola por tres ladrones. Y cuando estaba tratando de abrir la caja fuerte, sus manos nerviosas se resbalaron de la cerradura, los ladrones se asustaron y dispararon.

Afortunadamente encontraron a Jerry a tiempo y lo llevaron de emergencia al hospital. Después de una operación de 18 horas, y semanas de terapia intensiva, fué dado de alta con fragmentos de las balas alojados en su cuerpo.

Seis meses después del incidente, Jerry se encontró con uno de sus ex-empleados, quien le preguntó cómo se sentía. "¡Fenómeno!" Respondió Jerry. "¿Quiere ver las cicatrices?"

El empleado le dijo que no, pero le preguntó qué le había pasado por la cabeza en el momento del robo. "Lo primero que pensé fué que debía haber cerrado la puerta de atrás. Luego cuando me tenían tirado en el suelo me acordé que tenía dos opciones: vivir o morir. Y decidí vivir".

"¿No estaba asustado? ¿No perdió el conocimiento?" A lo que Jerry contestó, "Los paramédicos fueron fantásticos. Me decían que me iba a recuperar. Pero cuando fuí llevado a la sala de opera-ciones ví la expresión en las caras de los médicos y enfermeras, y ahí me alarmé. Parecían decir "este no se salva". Y me dí cuenta de que tenía que tomar las riendas del asunto".

"Había una enfermera grandota haciéndome preguntas en alta voz. Si tomaba algún remedio o si era alérgico a algo. "Si!' le dije". Los médicos y las enfermeras se detuvieron de golpe y espe-raron mi respuesta. Respiré profundo y dije con fuerza `Soy alérgico a las balas', y en medio de sus risas le dije `He decidido vivir. Opérenme como si estuviera vivo, no muerto'".

Jerry se salvó gracias a los conocimientos de los médicos, pero también por su increible actitud. Mis amigos, cada día de nuestra vida tenemos la opción de vivir plenamente o no. La actitud lo es todo.

Para obtener una copia gratis de ECOS Cristóforos S-189 "Vive con alegría" escriba a The Christophers, 12 East 48th Street, New York, NY 10017.

Return to Homepage