April 12, 2002

Se Despidió Para Siempre María Félix

Por: Paco Zavala

Una de las más bellas, pragmáticas, controversiales, polémicas y un sin fín de calificativos que se le podrían adjudicar a esta singular mujer, María Félix, nos dijo adiós para siempre en su forma corporea. Su imagen, su recuerdo, sus ideas, sus pensamientos, su trayectoria, su trabajo, sus aficiones, sus amores, sus maridos y todo ese cúmulo de vivencia y experiencia que acumuló a través de los años y de su vida nos queda para siempre en el recuerdo. Nos lega una gran fortuna ese ícono de nuestra cultura y emblema de la mexicanidad, la gran Diva María Félix, nuestra María Félix.

Esta singular mujer jamás negó su cuna, lo probó durante toda su vida, en donde posó sus plantas siempre puso muy en alto el nombre de su México querido, su tierra, esa tierra que la vió nacer, en donde le enterraron el ombligo, su gran querencia jamás, pero jamás la olvidó, siempre estuvo impregnada de ella.

María, fue la inspiración de artistas, escritores, compositores, músicos, poetas, pintores y de la propia naturaleza.

María, la misteriosa María, retó al Angel Blanco, tal parece que le tuviera miedo, pués en el silencio de la noche, con la pasividad del sueño, solo así se la pudo llevar, no, no se la llevó despierta, como que si el Angel Blanco, supiera la batalla que libraría con ella para apoderarse de su vida y arrancarla de un tajo.

María Félix, murió aparentemente dormida y aproximadamente a la 1:00 am. hora de México, pero hasta, también apróximadamente a las 10:00 de la mañana del día 8 de abril, se descubrió el cuerpo ya sin vida de la artista, de este lamentable acontecimiento dió información su médico de cabecera el Dr. Enrique Peña.

Confirmada la noticia del deceso de María Félix, esta causó reacciones de admiración, de extrañeza, de patetismo, de asombro y de dolor, porque con la repentina muerte de esta singular mujer concluye toda una época del romanticismo del cine mexicano.


María Félix y Jorge Negrete publicitaron su relación sentimental en el film "Reportaje" (1953).

María Félix, una de las más deslumbrantes bellezas de la cinematografía mexicana, vió la luz primera en su pueblo natal de Alamos, en el valiente y norteño estado de Sonora, México. Su fecha de nacimiento según lo certifican su acta de nacimiento y su Fé de bautismo fue el día 8 de abril del año de efervescencia revolucionaria de 1914. María fue hija de Don Bernardo Félix y de Doña Josefina Guereña, su padre descendiente de indio yaqui y su madre descendiente de españoles. María fue educada en un Convento en Pico Heights, California. Ella tuvo 11 hermanos que fueron: Josefina, María de la Paz, Pablo, Bernardo, Miguel, María Mercedes, Fernando, Victoria Eugenia, Ricardo, Benjamín y María del Sacramento.

María Félix, antes de cambiar su lugar de residencia de Alamos, Sonora a Guadalajara, Jalisco, se pasaba la vida con sus hermanos, entre esta ciudad y el Quiriego, un rancho en el que vivían sus abuelos. En este sitio jugaba con sus hermanos trepando a los árboles y montando a caballo y en otras diversiones que solo hacían los muchachos de la familia, ella se apartaba de los juegos que correspondían a las niñas, no jugaba a las muñecas y a las comiditas como solían hacerlo sus hermanas. Admiraba a su hermano Pablo, por el que sentía una especial veneración. Su primera gran pena la sufrió cuando sus padres decidieron enviar a su hermano Pablo al Colegio Militar; sintió que el cielo se le veía encima, que se quedaba sola con la compañía de aquellas sus hermanas que no la entendían. Esta etapa de su vida finalizó cuando a su casa llegó la fatal noticia de que su hermano Pablo había muerto en el Colegio Militar de una forma que nunca fue del todo aclarada. María pasa de la pena al sentir la ausencia del hermano, al dolor de saber que nunca más lo volvería a ver.

Con el correr del tiempo, los días, los meses y los años, María se fue convirtiendo en una real belleza femenina desde los 13 años de edad; hacía suspirar y volver la cabeza a sus compañeros de colegio y también a los hombres de mediana edad y a uno que otro viejo rabo verde.

Por aquellos tiempos un buen día los estudiantes le pidieron que fuera reina de la Universidad; ella aceptó la invitación. Para María, como adolescente por esos dichosos días, ser reconocida como una mujer bella, coronarse como reina y además desfilar en una carroza por la ciudad, fue un sueño que se hizo realidad y, que seguiría su curso por toda su vida gracias a la inteligencia, carisma, disciplina, vanidad, belleza, talento y a una férrea voluntad y espíritu de lucha, que siempre la acompaño hasta el último momento.

Poco tiempo después se casa con Enrique Alvarez, quien fue el padre de su único hijo Enrique Alvarez Felix. Pero, como todo lo tierno, la inexperiencia y la juventud de ambos los llevó al divorcio. Viaja a México y a principios de la década de los años cuarenta del siglo pasado un ingeniero de nombre Fernando Palacios la aborda en las calles de Palma y la convence a hacer una prueba para el cine. Por supuesto, ella no lo toma en serio pensando que el tal ingeniero Palacios únicamente la perseguía porque deseaba una aventurilla, pero esto no ocurre; ella una vez convencida de la buena intención y de que no era así, le gustó el reto, acepta y de estas fechas memorables hasta la fecha de su deceso todo sería historia y leyenda, como ya la conocemos.

María Félix, de esta manera se inicia como actriz en la industria fílmica mexicana, no sin antes tomar algunas clases de actuación, dando principio a la creación de una leyenda mítica, María compartió el set cinematográfico en 47 películas que filmó y una telenovela, al lado de actores de gran fama, como: Pedro Armendáriz, Rossano Brazzi, George Marchall, Yves Montand, Gerard Philipe, Vittorio Gassman, Curt Jurgens, Fernando Rey, Jack Palance, Fernando Fernán Gómez, Jorge Mistral, Arturo de Córdova, Jorge Negrete, Carlos Thompson, Ignacio López Tarso, Emilio Fernández, Pedro Infante y muchísimos más.

María, desde su aparición en su primera cinta “ El Peñón de las Animas” al lado del también por aquel entonces el mejor actor de México, Jorge Negrete, quien años después sería su esposo. María, impacta con su presencia y figura carismática, con las ondulantes y maravillosas líneas de su rostro, con esa mirada lánguida, sensual, pero también felina que siempre la caracterizó, con esos mátices y ondulaciones vocales que tanto la identificaron, María, se desempeñó desde sus inicios en un papel estelar de primerísimo órden.

Sus películas. De 1942 a l945 - El Peñón de las Animas, como María Angela Valdivia; en María Eugenia, es: María Eugenia en Doña Bárbara, es Doña Bárbara; en La China Poblana es Frances Erskine; Marquesa de Calderón de la Barca/ Mirrá, Catarina de San Juan o La China Poblana; en La Mujer Sin Alma, es Teresa López; en La Monja Alférez, es Catalina Erausa; en Amok, es Señora Travis/ Señora Belmont; en El Monje Blanco, es Gálata Orsina; en Vértigo, es Mercedes Mallea.

De 1946 a 1949: En La Devoradora, es: Diana de Arellano; en La Mujer de Todos, es María Romano; en Enamorada, es Beatriz Peñafiel; en La Diosa Arrodillada, es Raquel Serrano; en Río Escondido, es Rosaura Salazar; en Que Diós Me Perdone, es Sofía/Lena Kovach; en Maclovia, es Maclovia; en Mare Nostrum, es Freyra; en Doña Diabla, es Angela “Doña Diabla”; en Una Mujer Cualquiera, es Nieves Blanco.

De 1950 a 1954. En La Noche del sábado, es Imperia, en La Corona Negra, es Mara; en Hechizo Trágico, es: Oliva; en Mesalina, es Mesalina; en Reportaje, es María; en Camelia, es Camelia; en El Rapto, es Aurora Campos; en French Can Can, es Lola de Castro “ La Belle Abbese”; en La Pasión desnuda, es Malva Rey.

De 1955 a 1959. En La Bella Otero, es Catalina Otero; en Los Herñes Fatigados, es: Manuella; en La Escondida, es: Gabriela; en Canasta de Cuentos Mexi-canos, es: Luisa Bravo “La Tigresa”; en Tizoc, es: María, en Flor de Mayo, es: Magdalena, en Faustina, es Faustina; en Miércoles de Ceniza, es Victoria Rivas; en Café Colón, es Mónica; en La Estrella vacía, es Olga Lang; en La Cucaracha, es La Cucaracha; en Sonatas, es La Niña Chole; en Los Ambiciosos, es Inés Rojas.

De 1960 a la fecha. En Juana Gallo, es Angela Ramos “Juana Gallo”; en La Bandida, es María Mendoza “La Bandida”; en Si yo fuera millonario, es Ella misma; en Amor y Sexo, es Diana; en La Valentina, es Valentina; en la Generala, es Mariana Sampedro “La Generala”.

En el año 1970, participa en una telenovela de tema histórico, que fue La Constitución “y en la que desempeñó el personaje de: María Guadalupe.

También, grabó un disco del que está agotada su edición en el mercado, ojalá y se haga una regrabación.


María de los Angeles Félix Güereña, "La Doña", debutó en el cine nacional en "El Peñón de las Animas" (1942).

María Félix fue siempre noticia y fue admirada por sus compañeros artistas, los que le dedicaron algunas obras musicales en su honor. Agustín Lara, le dedicó “María Bonita”, también le inspiró el Schotis “Madrid” y la bellísima canción “Humo en los Ojos”. José Alfredo Jiménez compuso para ella la estupenda canción “ Ella”. Juan Gabriel, le dedicó “María de las Marías” y a Cuco Sánchez le inspiró “Oiga Doña”.

Escritores y poetas también la homenajearon, escribiendo para ella algunas cuartillas y poemas.

María, era propietaria de una cuadra de caballos pura sangre, que su esposo Alex Berger puso a su nombre y que contaba con 87 magníficos ejemplares, siendo una de las cuadras de caballos más importantes de Francia. Con sus caballos llegó a ganar premios muy importantes. Ganó: El Gran Derby Francés del Jockey Club con su caballo “ Caracolero”, El Gran Derby de Irlanda en Dublín con su caballo “Malacate”, El Prix Round Point con “Nonoalco” uno de sus caballos favoritos, El Steeplechase de Paris con su caballo “Verga”. Sus Caballos tenían nombres mexicanos como: Zapata, Pancho Villa, Nonoalco, Doña Bárbara, Doña Diabla, María Bonita, Río Escondido, Chingo, Verga, etc,etc. A la muerte de Alex Berger, María vendió su cuadra, como ella misma dijo un día: “Los caballos unos buenos, otros regulares y otros malos, pero todos comen”.

Sus enamorados, sus amores y sus esposos. María se casó cuatro veces. Uno de sus enamorados fue Diego Rivera, este conoció a María y le ofreció ir a su casa y pasar el resto de su vida pintando para ella lo que deseara. María, reía mucho por estas ocurrencias de Diego, ella nunca le correspondió. María fue amiga de Frida Kahlo la esposa de Diego.

Enrique Alvarez Alatorre, corteja a María, le propone matrimonio, se casa y se divorcia al poco tiempo. Para María fue su primera experiencia matrimonial y llega doncella a este compromiso.

María, desde antes de conocer a Agustín Lara, lo admiraba desde la adolescencia, solía decirle a sus hermanas: “Un día me voy a casar con ese señor que canta tan bonito”.

Cuando María y Agustín se conocieron ella ya trabajaba en el cine; él la cortejó y finalmente se casaron. Los rotativos de la época no daban crédito a este acontecimiento por el físico de Agustín en contraste con la deslumbrante belleza de María. Agustín, contemplando el éxito de María en el cine la celaba constantemente y por esta razón ella decide dejarlo y lo abandona y se divorcia.

El actor Crox Alvarado, es enviado al aeropuerto por Jorge Negrete. María regresa de un viaje del extranjero, Alvarado le dice a María, que la recibe en representación de Jorge Negrete, el cual siente mucho no estar presente para recibirla. María, lo mira extrañada, pués aún recuerda las dificultades que tuvo con Jorge durante la filmación en “El Peñón de las Animas”. María regresa triunfante del extranjero; se le organizan varios festejos, a uno de ellos asiste el propio Jorge Negrete y empieza a cortejarla. Ella no deja de extrañarse pero él la cortejó a todo lo grande, le llevó serenatas, muchas llamadas por teléfono, flores y finalmente le propone matrimonio y ella, María lo acepta. El dichoso día de la boda se convierte en el acontecimiento nacional; los paisanos mexicanos celebran y están muy contentos de saber que la mujer más bella del mundo artístico y el charro cantor más guapo forman una pareja sensacional y se casan el 18 de octubre de 1952.

Poco tiempo después es requerida para filmar en Europa; Jorge no se aprecia bien físicamente, pero él la anima a marcharse. Se va y al poco tiempo es avisada que Jorge se encuentra internado en el Hospital Cedros del Líbano en Los Angeles, ciudad a donde arriba después de un viaje precipitado encuentra a Jorge en estado de coma, pero la presencia de María lo anima. Jorge Negrete muere el día 6 de Diciembre de 1953.

Carlos Thompson, fue un enamorado intrascendente en la vida de María.

Alex Berger, llega a la vida de María por medio de una reunión concertada por la familia de los Gelman. Se conocen, se tratan, ella se deja cortejar y finalmente contraen matrimonio el día 20 de Diciembre de 1956.

Con Alex comparte su vida por 18 años, hasta la muerte de Alex acaecida en el año de 1974.

En Diciembre de 1981, unos amigos le ofrecen una cena en Paris y ahí conoce a Antoine Tzapoff, hijo de inmigrantes rusos. Tzapoff, es pintor, su principal actividad es la de pintar sus temas favoritos que son los indios de Norte América. Tiempo después viaja a México y pinta a los indios de México. Con María recorre la república mexicana exhibiendo sus trabajos. Tzapoff fue la última pareja de María, con él nunca contrajo matrimonio.

María, también fue cortejada por Jorge Pasquel, vivió un romance en su adolescencia con Rosendo Ibarra y con Rafael Corcuera, también la cortejó Jean Cow.

María Félix “La Doña” durante el correr de su vida recibió un gran número de premios, honores, distinciones, homenajes y condecoraciones.

El primer premio consistió en haber sido nombrada Reina de los Estudiantes de la Universidad de Guadalajara.

En 1946 es premiada por la Mejor Actuación estelar femenina en Enamorada. En 1947, la coronan Reina de la Primavera, esta coronación la realizó el Regente de la ciudad de México Sr. Corona del Rosal, en una fiesta que se vió adornada porque asistieron estrellas de Hollywood.

En 1948 es premiada por la Mejor Actuación estelar Femenina en Río Escondido.

En 1946 recibe el Ariel por su actuación en “Enamorada”.

En 1948 recibe el Ariel por su actuación en “Río Escondido”.

En 1950 recibe el Ariel por su actuación en “Doña Bárbara”.

En 1958 recibe el premio Menorah del Club Deportivo Israelita por “La Cucaracha”.

En 1986 recibe la Diosa de Plata en reconocimiento a su carrera cinematográfica.

En 1992 recibe un homenaje de la ANDA por los 50 años de su Debut cinematográfico en “El Peñón de las Animas”.

En 1996 recibe un Homenaje en el XVIII Festival Internacional de Films Dirigidos por mujeres en Crétell, Francia (Exhiben sus películas).

En 1997 es Invitada de Honor al Primer Festival de Cine en Madrid, España (Exhiben sus películas).

Además de todos estos pre-mios y reconocimientos, fue huésped de honor, hija predilecta y le fueron otorgadas las llaves de varias ciudades del mundo.

También recibió una Medalla de la UNAM por su trayectoria y una Condecoración del Consejo Consultivo de la Ciudad de México en 1989 y en 1991 por la Asociación Nacional de Actores y otras más.

Todo esto anterior sólo es una pequeña parte de todo lo que se puede escribir de esta hermosa mujer que fue María Félix “ La Doña”.

El día en que falleció la Gran Diva de México, fue depositado su cuerpo inerte en un féretro y así fue transportado de su residencia del barrio de la Colonia Polanco en la Ciudad de México al majestuoso Palacio de Bellas Artes. El cortejo fúnebre fue flanqueado por una escolta de motociclistas y gente del pueblo que la acompaño y que la vitorió y la aplaudió a su paso por las diferentes calles por donde desfiló hasta llegar a su destino en la gran ciudad.

Su féretro fue colocado en el interior del Palacio de Bellas Artes a donde acudió gente de todos los níveles sociales, también desfilaron miembros integrantes de las diferentes dependencias de gobierno incluído el Presidente de la República Lic. Vicente Fox y su Señora esposa Martha Sahagún.

Sus compañeros artistas le rindieron un sentido homenaje entonando sus canciones favoritas, sobre todo “María Bonita”.

El féretro con los restos mortales de María, nunca se abrió de acuerdo con los deseos de la propia finada.

El féretro en Bellas Artes permaneció durante 22 horas; de este histórico sitio, cuna de la Cultura y las Artes nacionales, partió el cortejo fúnebre despidiendolo entonando la sentida “Golondrina” hacia la Asociación Nacional de Actores en donde se le rindió tributo en el Teatro Jorge Negrete, expresando unas palabras alusivas al acto el flamante nuevo Secretario General de la ANDA el actor Juan Imperio y entonando sus compañeros actores “María Bonita”. De este lugar partió el córtejo fúnebre hacia el Panteón Francés en donde reposan sus restos al lado de su hijo Enrique Alvarez Félix y de sus señores padres.

Descanse en Paz “La Doña”, María Félix.

Return to the Frontpage