May 5, 2006

Doctor’s Corner:

Pies hinchados, ¿Debería usted preocuparse?

Por Eduardo Grunvald, M.D.

Tres días después de volar directo de Buenos Aires a San Diego, usted nota que su pie está hinchado, dolorido y rojo. ¿Debería usted preocuparse? Quizás.

Muchas cosas pueden causar un hinchazón en el pie o la pierna. El desafío es diferenciar entre un TVP peligroso (Trombosis Venosa Profunda) y una causa más benigna. TVP no es tan conocido como la diabetes o ataques cerebrales, pero tener más conocimiento sobre esta enfermedad podría salvar vidas.

TVP es una condición que ocurre cuando la sangre se coagula en forma anormal en las venas profundas grandes, generalmente – pero no siem-pre – en las piernas.

Las arterias de las piernas bombean sangre hacia el pie y las venas llevan la sangre nuevamente al cuerpo. Con cada bomba del corazón este proceso continúa con armonía. Interesantemente, cada vez que usted da un paso los músculos en sus pantorrillas trabajan también como bombas para ayudar a la sangre vencer la gravedad en su camino hacia el cuerpo.

Si la sangre no corre con continuidad, puede coagularse – es una manera ingeniosa de la naturaleza en crear un “tapón” cuando hay sangre alrededor de un corte en la piel. Pero si esto ocurre dentro de las venas, los resultados pueden ser mortales. El coágulo en la pierna puede causar síntomas dolorosos y feos, pero mientras se quede en esa posición, es probable que no cause peligro de vida. Si el coágulo se desprende, puede migrar a los pulmones, causando niveles de oxígeno peligrosamente bajos o hasta un paro cardíaco inesperado.

Cuando TVP se diagnostica, un tratamiento sencillo de anticoagulantes puede prevenir las posibles complicaciones. El problema es que los síntomas – hinchazón, piel rojiza, y calor – pueden ser causados por problemas más comunes, los cuales pueden ser confundidos tanto por el paciente como por el médico. Infecciones, heridas de tendones o ligamentos, torceduras de tobillo, y gota, son algunos ejemplos de condiciones que pueden imitar los síntomas de TVP.

¿Y qué factores de riesgo pueden predisponer a una persona a que desarrolle un TVP?

Los más importantes incluyen la inmovilidad — por ejemplo, estár en la cama por mucho tiempo a causa de una enfermedad o estar sentado en un largo viaje de avión — una cirugía reciente, trauma, como una fractura de pierna; la obesidad, la edad avanzada, tener un diagnóstico de cáncer, o estar tomando píldoras anti-conceptivas — especialmente si esta persona fuma.

Hay también ciertas enfermedades en la sangre que pueden causar que la sangre se coagule con más facilidad de lo normal.

Se estima en este país que hay hasta dos millones de personas que desarrollan cada año TVP, y 200,000 mueren de las complicaciones. Lo que es más importante, hasta el 75 por ciento de los que desarrollan la complicación del coágulo que se va a los pulmones nunca supieron que tenían un coá-gulo.

La clave es recordar que si usted desarrolla hinchazón, dolor, o nota una pierna rojiza, especialmente si usted tiene unos de los factores de riesgo mencionados arriba, busque inmediatamente la atención médica. Un TVP se puede diagnosticar fácilmente con un estudio sonográfico de las piernas.

El problema es fácil de diagnosticar y tratar. El desafío existe en la detección. Así que manténgase activo y sano y recuerde los síntomas de TVP.

Return to the Frontpage